El gobernador de California, Gavin Newsom (REUTERS/Gabriela Bhaskar/Archivo)