El gobierno de Nicolás Maduro ha acusado a sus enemigos políticos de sabotear estaciones de bombeo (AP Foto/Ariana Cubillos)