El gobierno francés de Emmanuel Macron utiliza un Airbus A330-200