El Hospital Moisès Broggi de Barcelona sufre un ciberataque: se apunta a hackers rusos como responsables del ransomware