El interior del coqueto hidden bar Victoria Brown que abrió sus puertas en el salón