El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, en una conferencia de prensa tras su gira en Moscú. Russian Foreign Ministry/Handout via REUTERS