El logo de Apple frente a un tienda. Foto: REUTERS/Mike Segar