El magnate de los medios, Jimmy Lai, posa para los medios junto a una de sus imprentas en la sede de Next Media, en Hong Kong, China en una foto de archivo (EPA/Alex Hofford)