El nuevo caso prende las alarmas de un posible nuevo brote de ébola en el Congo. EFE/HUGH KINSELLA CUNNINGHAM/Archivo