El padre del número uno del mundo había culpado a Dimitrov por ser la fuente de todos los contagios