El presidente de Brasil Jair Bolsonaro en su moto Honda en las afueras del Palacio de Alvorada (Reuters)