El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, junto al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó. REUTERS/Ueslei Marcelino