El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y su hijo Flavio, senador por Río de Janeiro en el Senado (Europa Press)