El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, habla en un acto político junto a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo (EFE/Jorge Torres/Archivo)