El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (derecha) y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte (izquierda) durante un encuentro en el Palacio de la Moncloa (EFE/ Chema Moya)