El presidente Donald Trump camina frente a los miembros de la Guardia Nacional que trabajan en las tareas de emergencia provocadas por el Huracán Laura. REUTERS/Tom Brenner