El retén del servicio secreto que impide avanzar en la carretera frente a la casa de Joe Biden / SEBASTIÁN FEST