El trabajo remoto durante la pandemia trajo nuevas posibilidades, como la relocalización