El tratamiento varía según el tipo de ataque cerebral, edad, estado de salud y el tiempo transcurrido