Emily Ratajkowski recreó la icónica portada de Demi Moore para Vanity Fair