Emmanuel Macron viajó a Beirut por segunda vez desde la explosión (Stephane Lemouton/Pool via REUTERS)