En agosto de 2018, con su novia de prisión ideó un pacto suicida. Se suponía que ambas morirían, pero fueron halladas en un charco de sangre. Joanna había intentado cortarse la garganta. Su novia presentaba cortes en las muñecas (Cambridgeshire Police)