En el caserío Quejá, las constantes lluvias produjeron un deslizamiento de lodo y piedras que dejó 25 viviendas soterradas afectando a al menos 75 personas. (Foto: REUTERS)