En la imagen, el presidente de Chile, Sebastián Piñera (EFE)