En la imagen, el radiotelescopio del Observatorio de Arecibo, en Puerto Rico. EFE/Thais Llorca/Archivo