En la imagen un registro del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en Brasilia (Brasil). EFE/Joédson Alves/Archivo