En la previa, las autoridades habían alertado sobre posibles conflictos (AFP)