En marzo, el líder de un grupo religioso coreano pidió perdón por la propagación del coronavirus en los actos de su iglesia (Reuters)