"Es imposible deshacerse de algo en Microsoft": el creador de Windows 8 explica por qué lo mejor de Windows es también su lastre