Esmeralda Pimentel mostró sus estrías para hablar del amor propio