Estudiantes protestan contra el cierre de Internet en el estado de Rakhine en Yangon, Myanmar (Reuters)