Evo Morales y Luis Arce durante un encuentro partidario en Buenos Aires, Argentina. en Febrero de 2020 (REUTERS/Agustín Marcarian)