Explosión de alegría en París tras la primera final del PSG. EFE/EPA/IAN LANGSDON