Familiares de pacientes diagnosticados con COVID-19 esperan información mientras ingresa un paciente en silla de ruedas, este lunes, en el hospital del Iess, en Quito (Ecuador). EFE/José Jácome