Fernando de Noronha exigirá a sus visitantes que hayan tenido COVID-19 y ya tengan inmunidad (Shutterstock)