Florida es uno de los estados más afectados de las últimas semanas en EEUU (EFE)