Focos de COVID-19 en Florida endurecen castigos y claman por responsabilidad