Foto de archivo de gente con mascarillas en el Mercadao de Madureira en Rio de Janeiro (REUTERS/Pilar Olivares)