FOTO DE ARCHIVO: Militares trabajan en la desinfección de la estatua del Cristo Redentor antes de su reapertura en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Río de Janeiro, Brasil. 13 de agosto de 2020. REUTERS/Ricardo Moraes