FOTO DE ARCHIVO. Un tanque de petróleo en el complejo industrial José Antonio Anzoátegui de PDVSA en Venezuela (REUTERS/Carlos García Rawlins)