Foto del lunes del primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, hablando ante el Parlamento en Roma. (REUTERS/Remo Casilli)