Gente en bicicleta pasea en la ciudad de Taipei, Taiwán. REUTERS/Ann Wang