Gran despliegue de seguridad en las calles tras los ataques del lunes por la noche (REUTERS/Leonhard Foeger)