Habla japonés y francés a la perfección y también puede comunicarse en español