Hermès no vende sus carísimas carteras a cualquiera, aunque tenga el dinero para pagarla