Imagen de archivo de la fisioterapeuta Ana Carolina Xavier de FamilyCare, un grupo que se especializa en cuidados fisioterapéuticos móviles y quien trabaja en la UCI del hospital de campo Lagoa-Barra con pacientes de COVID-19, siendo tratada por una colega con el método brasileño de fisioterapia llamado RTA (reequilibrio toracoabdominal), luego de que fue diagnosticada con COVID-19, en su casa en Río de Janeiro, Brasil. 25 de junio, 2020. REUTERS/Ricardo Moraes