IMAGEN DE ARCHIVO. Un paciente con COVID-19 en un hospital de Río de Janeiro, Brasil. 02 de Julio de 2020. REUTERS/Ricardo Moraes