Imagen de un paciente llegando al Maimonides Medical Center, mientras continúa la propagación del COVID-19, en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos. 17 de noviembre, 2020. REUTERS/Brendan McDermid