Intermediarios financieros observan el desarrollo del mercado en la Bolsa de Nueva York, Estados Unidos. EFE/Justin Lane/Archivo