Jair Bolsonaro ya se colocó el casco y se despide del joven (Reuters)